Sin gracia, sin ganas, y con algo de sobrepeso, la diva del Rythm and Blues, Mariah Carey, hizo el ridículo en uno de sus más recientes shows en Las Vegas.

Y es que nadie sabe qué le ocurrió a Carey, quien se notaba sin mucho ánimo durante su performance, cuando en otros shows mostró más entusiasmo al interpretar ante su público sus canciones.

Varios usuarios de redes sociales publicaron algunos clips de la diva en dicha presentación, donde se puede notar su falta de interés, aunque no se sabe si la diva sólo se encontraba cansada.

No es la primera vez que Mariah da de qué hablar durante sus shows, pues en diversas ocasiones ha tenido algunos errores, o incluso se ha quedado sin cantar, culpando al equipo de sonido.

Lo que sí es seguro, es que aún así, muchos de sus fans aún la adoran y a sus 47 años, la estrella sigue llenando los teatros en Las Vegas.