Blue Grey Red
Banner

Encuesta

¿Que opina del nuevo gobierno petrolero en Poza Rica?

Bueno - 0%
Malo - 0%

Total votes: 0
The voting for this poll has ended on: 21 Dic 2013 - 00:36

Buscar notas

Narcotráfico, delincuencia organizada y violencia, síntomas de la debilidad del Estado.

El doctor en Filosofía del Derecho, Samuel Antonio González Ruiz, refirió que para entender el proceso que sigue México en torno al clima de violencia y el crecimiento de la delincuencia organizada hay que mencionar factores que vienen desde hace más de veinte años, es decir, dijo, que el grave problema que tiene el país en este momento no tiene que ver sólo con policías, ministerios públicos o jueces, sino que es mucho mayor, el problema de delincuencia organizada que tiene México es un problema de debilidad del Estado, lo que se traduce en que la delincuencia organizada es el síntoma y no la enfermedad.

“La enfermedad que tiene México es debilidad del Estado.”

Samuel González Ruiz comentó que ello eso se origina justamente a partir de varios procesos: “pasamos de un Estado que tenía un componente autoritario muy fuerte como era el sistema priista que controlaba a un sistema descontrolado, a un sistema actual de feudalización, que consiste en el traspaso de los poderes centrales a los poderes estatales, sin que éstos estén preparados para poder controlar o manejar situaciones”.

Observó que la delincuencia organizada que tiene México surge como consecuencia de la debilidad del Estado y por eso no se puede terminar, reducir o controlar el problema de la delincuencia organizada en México mientras no haya un proceso de fortalecimiento del Estado.

“Es un problema de consenso político y de modelo político del país.”

Y este problema, dijo, tiene factores o raíces de tipo económico, político y social y añadió “suelo explicar esto diciendo que hemos creado una tormenta perfecta tal y como se origina un huracán, pues éste surge a partir de elementos medibles en condiciones  muy particulares y se mantiene a menos que cambien las condiciones en que ese huracán se formó. Por ello se prevé que hasta en tanto no cambien las condiciones en las que el huracán de la delincuencia organizada y de la debilidad del Estado se formó, éste se mantendrá”.

Posteriormente, al cuestionarle qué es lo que impulsó ese huracán, Samuel González Ruiz dijo que se han venido realizando mediciones de los índices de violencia en México en los últimos 24 años “y esa medición dice que hay elementos que la desarrollaron particularmente a partir del 2000, registrándose un incremento en el año 2003 y tuvo un aceleramiento a partir de 2006”.

Abundó que los tipos de violencia que se registran en el país son de naturaleza tan repetida “que ya tenemos un punto de saturación que es importante. Como analista me puedo acordar de todos los hechos de violencia que surgieron entre 1988 y 1997, puedo recordarlos porque son 20, 30 ó 35, sin embargo, no soy capaz de recordar lo que pasó en México en los últimos 45 días donde un acontecimiento es peor que el otro. Por ejemplo, ya no nos acordamos que el 15 de septiembre del 2008 tiraron una bomba durante la celebración de la independencia de México en Michoacán, y eso se debe a que el torbellino y la aceleración es tal que la saturación nos llega en todos aspectos”.

El experto explicó que en razón de la violencia, a México se le puede dividir en cuatro zonas: La primera es la de extrema violencia, donde inicialmente figuraban estados como Chihuahua, Baja California, Michoacán y Sinaloa, pero que se ha ido extendiendo, pues el gobierno federal ha reconocido que el número de homicidios intencionales en México ha crecido en más del cincuenta por ciento en los dos últimos años y su tendencia es a la alza.

“En este momento hay en México tres o cuatro estados que pueden cumplir con el índice de violencia que registra la Comunidad Europea que tiene una tasa de 1.2 homicidios intencionales por cada 100 mil habitantes.”

México cuenta en su haber con Ciudad Juárez que tiene el mayor índice de violencia a nivel mundial en este momento con más de 160 homicidios intencionales por cada 100 mil habitantes, teniéndose en consecuencia, distintas situaciones “por ejemplo la ciudad de México tiene alrededor de 8 homicidios intencionales por cada 100 mil habitantes -que es una de las ciudades más seguras de América Latina-, frente a Buenos Aires que tiene una incidencia de 5 casos por cada 100 mil habitantes y Argentina y Bogotá que se mantienen en el mismo nivel”.

El doctor en filosofía del derecho, Samuel Antonio González Ruiz, dijo que actualmente en México se registra un proceso de aceleración que se origina fundamentalmente en el incremento del consumo de cocaína en los Estados Unidos y del propio país “en 1983 los Estados Unidos consumían de 40 a 50 toneladas métricas de cocaína y en 1990 este consumo se incrementó a 400, lo que representa un consumo 100 veces mayor que al inicio de la década de los ochentas siendo tremendo el impacto de ese crecimiento”.

Refirió que autores como Marcos Kaplan, en su libro publicado en 1991 por el Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE) titulado “Aspectos sociopolíticos del narcotráfico”, sostuvo que el proceso de desarrollo de la violencia en México iba a ser parecido al de Colombia, y el resultado fue que lo tildaran de alarmista, pero con el tiempo demostró que su tesis tenía razón de ser.

“Los mexicanos tenemos un grave problema porque se han creado ya no sólo los mercados norteamericanos de la droga que tienen influencia en México sino que el consumo de cocaína se ha incrementado notablemente y este consumo tiene una valor extraordinario en el mercado de narcomenudeo en el país.”

Aquí, el experto hizo referencia a una publicación de un diario de circulación nacional que aseguraba que la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) estimó hace un par de meses que en el estado de Nuevo León, el mercado de drogas al menudeo vale 48 millones de pesos diarios “eso equivale a 4 millones de dólares, son 120 millones de dólares mensuales, y son mil 400 millones de dólares al año”.

Reflexionó que en ese caso sólo se habla de un estado de la República “¿cuánto cuesta el mercado de drogas de todo México?” cuestionó.

DEBILIDAD DEL ESTADO Y UNIFICACIÓN DE MERCADOS ILÍCITOS

Samuel González explicó que a todo lo anterior se debe agregar el proceso del proceso de unificación de mercados ilícitos y que contribuyó a la debilidad del Estado, “es decir, el grupo de los Zetas –principalmente- tomó la decisión de generar un proceso de unificación al estilo mafioso de mercados, o sea, controlar pueblo por pueblo, ciudad por ciudad y no sólo el narcomenudeo sino la trata de personas, prostitución, venta de cosas robadas, piratería, elementos de lavado de dinero, el tráfico de migrantes y otros trece delitos relacionados.

De este modo, el problema que tiene México es que hay 110 millones de personas, de las cuales entre el 40 y el 45 por ciento tiene una economía informal que es susceptible de ser controlada por las organizaciones delictivas.

Una siguiente fase fue la expansión hacia los mercados de la extorsión y del secuestro asociados a los grandes cárteles y con ello se generó un fuerte problema, porque es precisamente la debilidad del Estado, la que ha impedido controlar a estos grupos delictivos que se han expandido por varias partes de México.

“Actualmente, el cártel de los Zetas controla Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila llegando hasta Guanajuato, Veracruz, Tabasco, Campeche hasta llegar a Quintana Roo y una parte de Chiapas” y apuntó que esa actividad controlada puede advertirse, por ejemplo, en que los discos pirata tienen una identificación del distribuidor lo que quiere decir que éste paga una tasa por producción de ese disco pirata a los grupos delictivos como los Zetas”.

POSIBLE DESTRUCCIÓN DEL ESTADO MEXICANO

Samuel González Ruiz alertó sobre la posibilidad de la destrucción del Estado Mexicano de continuar el proceso de desgaste del Ejército Mexicano.

Para explicar lo anterior, el ex secretario del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE) durante su conferencia “Análisis sobre el crimen organizado en México” como parte del Diplomado “Los alcances del crimen organizado. El periodismo frente a la violencia” impartido por la Universidad Nacional Autónoma de México y la Sociedad Interamericana de Periodismo, realizó un análisis del contexto en el que el Ejército Mexicano salió a las calles y permanece ahí con el objetivo de combatir a los narcotraficantes y a la delincuencia organizada.

Samuel González Ruiz explicó que cuando el presidente de la República, Felipe Calderón, sacó al Ejército a las calles, los narcotraficantes se percataron de que realidad el Ejército Mexicano no tenía la capacidad de movimiento que se aseveró tenía y ello le generó un desgaste.

A esta situación se suma el hecho de que el Ejército –como está pasando en algunas partes principalmente del norte del  país- comete violaciones a los derechos humanos de la sociedad civil perdiendo así legitimidad siendo entonces cuando tiene menos capacidad de efectividad “y el gravísimo problema que México tiene ahora es que el proceso de desgaste que ha sufrido y sufre el Ejército Mexicano puede conducir a su destrucción e incluso a la del propio Estado Mexicano” advirtió.

Y ese, apuntó, es un problema de aceleración mayor del torbellino en que se ha convertido el problema de violencia existente en el país.

NARCOFINANCIAMIENTO POLÍTICO-ELECTORAL

Samuel González subrayó que el problema que tiene México es que el gobierno federal no planteó nunca atacar al lavado de dinero y, en consecuencia, no ha desmantelado la empresa criminal y esto tiene vinculaciones directas con el modelo político mexicano que consiste en una democracia cuenta votos donde ninguna autoridad se fija en quién financia esos votos.

Apuntó que aunque pareciera que el financiamiento de los votos no es importante ni para las autoridades electorales mexicanas ni para aquéllos que verifican -por la parte internacional- los procesos electorales, el grave problema es que como hay tanto dinero de la delincuencia organizada sí se financian campañas electorales.

“Los narcotraficantes y otros criminales han pagado campañas políticas para generar procesos de control y de ese modo los dejen seguir actuando siendo el modelo implementado la obtención de protección a partir del pago de la financiación de campañas políticas y/o a través de la designación de los jefes policíacos.”

Este modelo de dispersión criminal es lo que genera que luego los políticos no puedan hacer nada contra la delincuencia organizada porque existe vinculación entre empresarios y narcotraficantes y entre éstos y políticos, y en consecuencia, se genera un gobierno débil incapaz de implementar políticas para dañar a nadie.

“Es decir, un gobierno incapaz de generar un proceso de cambio.”

MÉXICO: UN PACTO DE IMPUNIDAD

Recordó que en el año 2003 varios expertos denunciaron que se había establecido en México un pacto de impunidad, acción que se hizo medible debido a que los casos de corrupción y de delincuencia organizada que hubo donde se vinculó a funcionarios públicos fracasaron legalmente.

“En los últimos once años en México no ha habido un caso real sobre funcionarios públicos de alto nivel -llámense gobernadores, senadores o diputados- vinculados a la delincuencia organizada y/o al narcotráfico, en cambio, en Estados Unidos cayeron tres gobernadores por investigaciones del FBI, lo que–según esta aproximación-, querría decir que los norteamericanos tendrían mucho más problemas de corrupción que los mexicanos.”

FUERO CONSTITUCIONAL, CANDADO DE IMPUNIDAD

Explicó que el porqué en México se dan ese tipo de situaciones y porqué se puede sostener el pacto de impunidad a la fecha, es el principio del fuero constitucional, que no se traduce en un requisito para que el funcionario pueda ser juzgado por un tribunal especializado como ocurre en Colombia y otros países, sino que este fuero constitucional proporciona un candado político que es imposible romper sino tienes el consenso de la mayoría de las fuerzas políticas “y como cada uno de los políticos pertenece a distintas fuerzas políticas los consensos no se dan”.

LOS POBRES, ACTIVOS POTENCIALES DEL NARCO

Samuel González aseguró que los narcotraficantes no son una minoría ridícula -como aseguró el jefe del Ejecutivo federal-, sino que constituyen el proceso de la pauperización del país que se dio como resultado de las políticas económicas implementadas sobre todo por Vicente Fox.

Ahora, en México hay un 50 por ciento de pobres que no tienen esperanza de ser incorporados a la sociedad, sin que muchos de ellos tengan apoyo social y esto se da porque el Estado no tiene capacidad de generar dinero porque los empresarios no pagan impuestos y tienen capturados a diputados y senadores que impiden el proceso para generar el pago de impuestos.

El resultado, un grave problema derivado de la apuesta que cifró el Estado a la militarización como estrategia de Estado además de dejar que los criminales se mataran entre sí “y este proceso que nosotros denunciamos como la teoría Darwinista de la delincuencia organizada encuentra un elemento de realidad tremendo que significa que no importa cuántos se maten, con la pobreza que existe siempre va a haber reemplazos”.

Entonces, el narco y la delincuencia organizada tienen una capacidad extraordinariamente grande de sustitución y mientras no haya proyecto social que los elimine, este concepto de que los pobres no tienen esperanza, éstos seguirán alimentando por miles y por millares a los grupos de la delincuencia organizada.

EL ESTADO, PROVEEDOR INDIRECTO DEL NARCOTRÁFICO

Al sostener que nunca se ha gastado tanto en seguridad y nunca había habido más violencia en México, Samuel González Ruiz aseveró que los recursos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) también son utilizados por los narcotraficantes “las armas, patrullas, los equipos de comunicación que reparten a los policías municipales y a algunos estatales, a través de los procesos de infiltración de policías, son directamente utilizados para apoyar al narcotráfico en el país.

Ello, apuntó, es algo que se da en todos los niveles, lo que quiere decir que hemos estado financiando al narcotráfico en los últimos tres años a través del gasto excesivo en la compra de radios, armas, patrullas, etcétera.

“Los policías municipales y algunos militares cuando desertan van a dar directamente a la delincuencia, es decir, que nosotros como país les pagamos el entrenamiento contribuyendo a la profesionalización del narcotráfico.”

Refirió que en el 2007 se gastaron 600 millones de dólares de un programa que se llamó Subsidio a la Seguridad Municipal (SUBSEMUN), el propio secretario de Seguridad Pública federal reconoció que el 70 por ciento de esos policías que se formaron y para lo cual se gastó en su formación ya no son policías municipales, lo que implica que “fueron recursos tirados directamente a la basura” algunos de ellos se pasaron al narco y otro más a las empresas privadas.

Entonces, desde esta perspectiva, Samuel González explicó que lo que tenemos en México es un proceso de apoyo directo del Estado a la delincuencia organizada y a la violencia.

“Desde luego que todo este proceso y este discurso bélico por parte del presidente de la República, Felipe Calderón, sólo genera más violencia porque cuando yo digo voy a ir por ti con todos los elementos legales e ilegales que tengo, el otro se defiende con todo porque no se trata de un discurso de sometimiento al derecho sino de un discurso de guerra.

¿HASTA CUÁNDO?

Samuel González dijo que la pregunta es ¿Hasta cuándo va a durar? y ¿Hasta cuándo vamos a vivir este proceso de violencia? Y apuntó “la respuesta es simple: hasta que no cambien las condiciones.

“En las condiciones actuales, el proceso de violencia se extiende por ocho o diez o veinte años. Si se cambian las condiciones que propician actualmente la violencia y se genera un proceso de fortalecimiento del Estado, entonces tendremos un proceso de reversión de esas condiciones. La violencia en México va a durar hasta en tanto su sociedad, sus políticos y empresarios quieran. Hasta que se tomen la medicina que consiste en el rompimiento del pacto de impunidad pero éste sólo se puede romper si se tiene el consenso de las principales fuerzas políticas para hacerlo y para fortalecer al Estado”, concluyó.

Anahí Medina.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy

Iniciar Sesión

Contectate con INFONEXO en Facebook



Cambio de Placas en Veracruz

Cambio de Placas en Veracruz

Cambio de Placas en Veracruz

A continuación ponemos a su alcance la información sobre el programa de Ordenamiento Vehicular donde encontrará la ubicación de los módulos de atención, la calendarización de acuerdo con la terminación del número de su placa, las preguntas frecuentes para resolver sus dudas y una forma para que se ponga en contacto.

Obtenga su cita o ingrese al portal de la Oficina Virtual de Hacienda www.ovh.gob.mx donde encontrará toda la información que usted requiere.

Más información aquí

 

 

Banner

Columnas

Mota, ¿trabaja en su candidatura?

A veces, inteligentes lectores, no entendemos la naturaleza del servidor público y mucho menos, la del funcionario estatal… Peor, la del ser humano, en el tema de la traición… Les cuento… Resulta, ...

15 January 2014 Leer más...

La sospechosa lentitud de Américo

No es un secreto, la pasividad que está prevaleciendo en  la organización del equipo e imagen institucional en el Ayuntamiento de Xalapa y de su Presidente Municipal Américo Zúñiga Martínez… Todos...

14 January 2014 Leer más...

Peña Nieto y Héctor Yunes

Cuando las manos se encontraron, entre un mundo de saludos que iba dando a veces en un sin ton ni son, y se percató de quién era, primero escuchó los buenos deseos propios de estas fechas: “Le deseo...

14 January 2014 Leer más...

Soberanía y pacto social, vulnerados

Bueno, no estábamos tan equivocados cuando de manera recurrente a lo largo de más de dos años,  insistiéramos en ponerle atención a lo que se percibía como una profunda crisis del sistema político...

23 December 2013 Leer más...

Reforma energética y las “malas palabras”

“Los moralistas quieren, ante todo que la historia les deje en paz…” León Trotsky  (Su moral y la nuestra) Con la plena convicción de que la hipocresía es consustancial a la simulación, corrupción...

18 December 2013 Leer más...
Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

INFONEXO en Twitter

Contacto INFONEXO

Póngase en contacto con nosotros, envíenos sus comentarios.