México ratifica tratado que prohíbe armas nucleares

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Por unanimidad, el Senado aprobó lo relativo a la prohibición de armas nucleares, con el cual México se compromete a tomar acciones en contra de ello, como la expulsión del embajador coreano, Kim Hyong Gil.

El Senado calificó a este tratado como uno de los más importantes votados en esta legislatura.

En la exposición en tribuna, las comisiones de Relaciones Exteriores y Defensa Nacional destacaron que hoy en día hay 17 mil 300 cabezas nucleares en manos de nueve países que no lo avalaron, como son Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China, India, Pakistán, Israel y Corea del Norte.

Pero en el caso de México, el Ejecutivo Federal instruyó a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal a adoptar las medidas necesarias para dar cumplimiento a las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Con 80 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, el pleno aprobó el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, adoptado por la ONU el pasado 7 de julio, con lo que México se convirtió en el cuarto país en sumarse a ese mecanismo.

En el dictamen, se hace notar que el instrumento internacional compromete a las naciones firmantes a no desarrollar, adquirir, almacenar, usar o amenazar con usar armas nucleares u otros dispositivos explosivos atómicos y entrará en vigor una vez que 50 países miembros de la ONU lo hayan ratificado.

En tribuna, los senadores Laura Angélica Rojas, Marcela Guerra y Alejandro Encinas afirmaron que lo aprobado es uno de los tratados más importantes que haya ratificado esta legislatura, porque compromete a México a rechazar la proliferación de las armas nucleares, sobre todo en una coyuntura donde amenazas de países como Corea pueden afectar la paz.

El presidente de la Comisión de Defensa Nacional, Fernando Torres Graciano, indicó que México ha destacado en la política internacional, al mantenerse firme en su postura por erradicar el armamentismo que atenta contra la humanidad.

“En lugar de existir resistencias para el desarme nuclear, los gobiernos debieran impulsar programas para atender problemas más importantes en el mundo, como la pobreza y el hambre”.

En su artículo 1, el Tratado establece la prohibición expresa de desarrollar, probar, producir, manufacturar, adquirir, poseer o almacenar armas nucleares y/o artefactos explosivos nucleares.

De esta forma, prohíbe también la transferencia directa o indirecta de estas armas o artefactos, la amenaza de uso, la asistencia, el alentar cualquier actividad de este tipo, y el permitir la instalación y el despliegue de armas nucleares en su territorio o en cualquier lugar bajo su jurisdicción o control.

Share.

About Author

INFONEXO Noticias y entretenimiento