A través del programa Prospera, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Potosí atiende a un total de 648,103 personas, de las cuales 147,559 corresponden a las etnias náhuatl, tének y xi’iuy, lo que representa un 40.8 por ciento de la población étnica de la entidad.

El gerente estatal del programa, Francisco Méndez Pérez, explicó que a través de éste brindan atención de calidad a familias de comunidades de las zonas Huasteca y Altiplano, bajo la supervisión de equipos multidisciplinarios para garantizar el derecho a la salud de quienes carecen de seguridad social y que subsisten en condiciones de marginación.

Destacó que actualmente IMSS-Prospera cuenta con una infraestructura que consta de cinco hospitales rurales, 207 unidades médicas rurales, 23 brigadas de salud itinerantes, 9 unidades médicas móviles, 5 centros rurales de atención integral a la mujer, 6 unidades médicas urbanas y 5 albergues comunitarios.

Comentó que para vincular la acción comunitaria aplican estrategias de comunicación educativa, para formar y actualizar a los voluntarios encargados de cada área y, así implementar labores de prevención, promoción y autocuidado de la salud, para proporcionar servicios médicos preventivos y curativos a nivel ambulatorio y hospitalario, sin costo.

Precisó que entre los servicios que otorgan está consulta externa de medicina general, preventiva e interna; atención materno infantil y planificación familiar; detecciones de enfermedades crónico-degenerativas, o de cáncer; suministro de cuadro básico de medicamentos, gineco-obstetricia, pediatría, cirugía general, laboratorio y odontología.

“El IMSS mejora constantemente para acercar el servicio médico y prevención a la población”.

Francisco Méndez Pérez

Gerente estatal del programa Prospera