IMSS aplicará cirugía láser para eliminar cálculos renales

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
  • El instituto explicó que con está técnica no será necesario realizar en el paciente incisión o corte de su piel y la recuperación es más rápida y reduce los días de hospitalización

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), incorpora tecnología de última generación a través de equipo láser de mínima invasión, para tratar a pacientes con cálculos en el riñón y así tengan una recuperación más rápida y menos dolorosa.

Con esta innovadora técnica, no es necesario realizar en el paciente incisión o corte de su piel, sino que se introduce una cámara o lente dentro de un tubo o endoscopio.

“Todo entra por el tracto urogenital hasta llegar al riñón y con una fibra que guía el rayo láser hacia la piedra, mediante ondas de choque, ésta es pulverizada resolviendo el problema”, explicó Antonio Rodríguez Hernández, urólogo adscrito al Hospital General de Zona (HGZ) No. 24 del IMSS.

El experto señaló que dentro de los beneficios que ofrece esta tecnología, está la posibilidad de brindar anestesia local y no general, por lo que la recuperación es más rápida y reduce hasta 80% los días de hospitalización, al pasar de cinco días a uno.

Al realizar las cirugías con equipo láser quirúrgico, éste pulveriza la piedra hasta que queda como arenilla, que posteriormente será desechada por la orina. En caso de que las llamadas piedras sean grandes, se fragmentan y se retiran a través de una pequeña incisión, de manera que la duración del procedimiento va de los 30 a 60 minutos.

Un paciente con cálculos en riñón presenta infecciones frecuentes en vías urinarias, dolor en colon, región lumbar y cuando una piedra se desprende llega a tapar el conducto por donde sale la orina del riñón, lo cual provoca un dolor muy fuerte e intenso que es motivo de atención urgente. Por ello, la importancia de este tipo de intervención mediante técnicas novedosas.

Indicó que este hospital de segundo nivel, con la adquisición del láser quirúrgico, se coloca como el primero en su tipo en la Ciudad de México y permitirá apoyar los servicios de las Unidades Médicas de Alta Especialidad en las que se desarrolla este tipo de procedimientos, así como disminuir los tiempos de espera.

Rodríguez Hernández puntualizó que de un total de mil consultas al mes en el Servicio de Urología del HGZ No. 24, 30% corresponde a pacientes con cálculos renales. Éstos se presentan en etapas productivas del paciente, en un rango de edad de los 30 a los 60 años.

“Con este equipo, serán beneficiados más 200 pacientes que se encuentran en lista de espera, con recuperación más rápida y estancia hospitalaria de un día”, enfatizó.

Share.

About Author

INFONEXO Noticias y entretenimiento